Tratamientos de ortodoncia y los distintos tipos de brackets

Hace algunos años, se pensaba que los tratamientos de ortodoncia, como los famosos brackets, se podían aplicar exclusivamente en niños. No obstante, a día de hoy y gracias a la evolución de las técnicas usadas por los odontólogos, estos tratamientos de ortodoncia pueden realizarse prácticamente a cualquier edad ofreciendo resultados estupendos. Existe otra creencia extendida sobre los brackets que también merece la pena explicar; tradicionalmente se consideraba que el objetivo de los tratamientos de ortodoncia eran exclusivamente estéticos, pero en realidad tienen muchas más ventajas, corrigiendo problemas de salud, de posición de la lengua y de pronunciación.

tipos de brackets

tipos de brackets

Tratamientos de ortodoncia

Los tratamientos de ortodoncia sirven para la corrección no solamente de los dientes chuecos (apiñamiento dental o piezas mal colocadas), también se ocupa de la corrección de muchas otras alteraciones que, cómo resultado, provocan dientes chuecos.

El tratamiento de ortodoncia puede realizarse con aparatología fija –los conocidos brackets- y con aparatología removible.

  • La aparatología fija: los brackets. Con esta técnica, los elementos se adhieren y anclan a los dientes, y solamente el especialista odontólogo puede remover los brackets.
  • La aparatología removible: éstos pueden ser retirados de la boca por el mismo paciente, permitiendo así que los retire para comer o para la higiene oral. Estos aparatos no pueden suplir a los brackets, aunque pueden solucionar problemáticas más leves, con menor coste económico y menores molestias para los pacientes.

Es bastante frecuente que el profesional odontólogo combine ambos tratamientos, brackets y ortodoncia removible, para solucionar los problemas de sus pacientes.

Tipos de brackets

Ahora que sabemos que la solución más eficaz para los problemas de mal posicionamiento de las piezas dentales, y problemas de dientes chuecos, suelen ser los tratamientos con brackets, vamos a conocer qué tipos de brackets existen:

  • Brackets metálicos: los brackets metálicos son los más comunes, son muy resistentes y tienen gran capacidad para aplicar fuerza en la dentadura, por lo que los tratamientos con los brackets metálicos suelen ser más cortos.
  • Brackets estéticos: los brackets estéticos se pueden realizar en diversos tipos de materiales, como la cerámica, el plástico o el policarbonato.

Ortodoncia invisible y brackets internos

La ortodoncia invisible es un método que sirve para corregir los mismos problemas que la ortodoncia tradicional y los brackets, pero que se realiza por medio de férulas casi invisibles.

Los brackets internos pueden considerarse como otro tipo de ortodoncia invisible, también llamada ortodoncia lingual. En este caso, los brackets se colocan en la parte interna de los dientes, y de esta manera, el efecto es de ortodoncia invisible. Los brackets internos pueden ser utilizados para corregir la estética y funcionalidad dental por cualquier persona, aunque siempre será el experto ortodoncista el más adecuado para evaluar el tipo de brackets o de ortodoncia recomendado.

La ventaja fundamental que aportan estos brackets es que no son visibles desde fuera, y por ello, suelen ser los brackets preferidos por los pacientes. Sin embargo, suelen necesitar un tiempo un poco más prolongado que la ortodoncia convencional en hacer sus efectos, y su costo suele ser algo superior (entre un 35% y un 40% superior a la ortodoncia convencional).

tipos de brackets

tipos de brackets

Costo y duración de los tratamientos de ortodoncia

Recuerda que será el especialista en odontología el que mejor pueda aconsejarte el tipo de tratamiento para tu caso en concreto, valorando el tipo de ortodoncia o de brackets que puede ser más efectivo, así como la duración del tratamiento y la frecuencia de las visitas para la revisión de la ortodoncia.

Como referencia, el tiempo promedio de un caso típico de tratamiento con brackets es de 2 años. Sin embargo, es un tiempo relativo, que debe ser adaptado a cada caso; pudiendo durar los tratamientos entre 1 y 3 años.

Al comienzo del tratamiento con ortodoncia o brackets, tendrás que acudir a revisiones de manera más seguida, hasta que se haya realizado la instalación totalmente. Después, te citarán cada 3 o 4 semanas.

No olvides…

  • Los resultados de los tratamientos de ortodoncia, ya sea convencional, invisible o brackets, comienzan a verse a los pocos meses del comienzo del tratamiento, y te animarán a seguir con él hasta completarlo.
  • Sigue con especial cuidado todas las medidas y consejos que te de tu especialista, son clave para el éxito de estos tratamientos.
  • No pienses que pasó el momento para ti de corregir tu dentadura, con la cantidad de avances y posibilidades de ortodoncias… ¡nunca es tarde para llevar brackets!

Leave a Reply